Una vez que el ejecutivo federal publica los Lineamientos de Operación del Fondo de Capitalidad, el Gobierno de la CDMX desarrolla la cartera de proyectos para mitigar los costos asociados a su condición de Capital de la República Mexicana.

Lo anterior considerando, entre otros, los siguientes costos de capitalidad que enfrenta la CDMX:

I. Costos de infraestructura vial y transporte público:

  • Construcción de vías vehiculares para aminorar la congestión vehicular derivada de la circulación de vehículos tanto emplacados en la Ciudad, como aquellos que no residen en ella, y que por tanto no pagan la tenencia ni los derechos vehiculares en la Ciudad;
  • Mantenimiento de las vías de rodamiento para mantener la infraestructura vial en óptimas condiciones dada la demanda local y foránea.
  • Mantenimiento y dotación del servicio de transporte público que abastezca la demanda de la población residente y la población flotante, como por ejemplo el Metro, Autobuses, Trolebuses, Tren Ligero y Metrobús.

II. Costos de prevención del delito y seguridad pública:

  • Cámaras de Vigilancia para la prevención al delito y respuesta inmediata en materia de seguridad pública.
  • Operativos y acciones en actos protocolarios, así como en eventos organizados por la Federación.
  • Control y vigilancia de manifestaciones públicas dirigidas al Ejecutivo Federal.

III. Costos de medio ambiente y recursos naturales:

  • Contaminación atmosférica ocasionada por congestión vehicular.
  • Recolección y manejo de residuos sólidos generados por no residentes y la población flotante.

IV. Costos de conservación de infraestructura cultural:

  • Conservación y mantenimiento de inmuebles históricos con valor cultural nacional.

V. Costos de protección civil:

  • Requerimientos adicionales de los servicios de los cuerpos de bomberos.

En cuanto los proyectos propuestos son validados por el ejecutivo federal, se celebra un Convenio que materializa la transferencia y posterior aplicación de los recursos del Fondo de Capitalidad.